feliz, feliz (o el Ariel anda meloso)

Pues justo cuando acababa de platicarles un poco de la pelicula (Crash/Alto impacto), que llega Ita y me dice que me la compró; bueno, mas o menos; pero el detalle fue genial aunque no tanto como el detalle anexo (una tarjeta y el venir a traermela al trabajo).
Esos son los pequeños detalles que te hacen ver el mundo de diferente manera...esos pequeños regalos de parte del destino o de la vida o de dios o de quien sea son los que creo yo que valen la pena.
¡¡¡gracias destino, vida, dios, karma...gracias (por) Clem!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

uy se cree mucho

Edna Rod-Sal dijo...

los detalles que sean, tienen que ser significativos para las personas que los reciben...

como detalle, mmmh... veamos, no tengo nada en la bolsa que darte, sólo palabras, un beso es palabra, otro también, una sonrisa, igual, otra ni qué decir, entonces, el único detalle que puedo darte son palabras, recíbelas bien. edna.

top