NO HAY CAFE


Justo ahora que se me antojó, resulta que no hay...


¡chingados!

2 comentarios:

Edna Rod-Sal dijo...

ni pex, muchas veces hay que quedarse con el (pinche) antojo... y no sólo del café... por cierto, mi asiduo, querido, afamado, pechocho lector (esto ya con tintes de barbera)... te voy a pasar una página donde escribo, tiene muuuchos cuentos, bueno, diecisiete, pero con que te comas uno más que bien... yo te recomiendo el último que subí, pero el que tu elijas ta (muy) bien... vale, te mando besos, abachos y apapachos.


http://www4.loscuentos.net/cuentos/local/ednushka/

yo...mera dijo...

hola! solo quiero decir que a veces las mujeres exageramos un poco y que les complicamos las cosas a los hombres....solo te pido comprensión....con todo lo que escribió solo quiso decir: te extraño mucho, quiero estar contigo, necesito que me apapaches, pero no te lo diré....así somos, quierenos mucho...bye...saludos

top