(...)



despierto...
no se qué hora es
mi cuarto...
solo percibo un ligero y dulce aroma
cansado...
fresco, cálido y tranquilizante
feliz...
esa inconfundible sensación
tú aroma

2 comentarios:

Edna Rod-Sal dijo...

necesito un poco de fuerza que ya perdí, me salí un rato a la calle para oxigenarme, pues casi no salgo a la calle, es algo raro, pero así es... mi cuarto se ha vuelto prácticamente mi lugar, mi espacio... me siento también cansada pero menos feliz, es tiempo de que me arriesgue...

gracias.

Clem dijo...

ME PERDI LA PRIMERA PERO LAS DOS ULTIMAS NO, GRACIAS POR COMPARTIR TU TIEMPO CONMIGO, QUISIERA QUE FUERA ETERNO.

top