Nostalgia prematura

Hoy tengo ganas de postear y no sé que escribir, me pasa ultimamente mucho que veo algo que estoy haciendo lo quiero congelar y subirlo al blog, o buscar las palabras para describir lo que siento en el momento.
Desde una mirada profunda a las inmensidades del valle de Mexicali vistas desde un mirador de la Rumorosa; hasta una mirada tranquila, serena, amorosa entre una pareja con un escenario poco romántico (filas de automoviles) mientras uno de ellos dice "no tengo nada que comentar".
También quisiera congelar los momentos en que estoy platicando con una amiga sobre política universitaria al mismo tiempo que esperamos un plato de frijoles; o tal vez esa ocasión en que asistí al concierto de un grupo de pop practicamente desconocido para mi y quitaron a gente de una mesa para que nos sentáramos nosotros.
Momentos como esos en los que al yo platicarle a mi madre lo que necesito aún para mi viaje cambia su mirada a una un poco más o los de alegría al reírnos en el cine al escuchar como un animalito imita una alarma de automovil.
Ya hasta estoy empezando a sentir ganas de congelar sabores como las enchiladas (que según Ita tanto me gustan), los tamales o hasta esas cosas que casi no ingiero como los nopales.
Esta sensación no es del todo desagradable, es curiosa, te sabes emocionado y asustado. Cuando uno no piensa en el tiempo, lo pasa mejor.
Apenas hace unos minutos me dí cuenta de que ya solo me quedan dos semanas en mi país.



Get your own countdown at BlingyBlob.com

3 comentarios:

karina dijo...

hijoleeeeeeeeeeeeeeee vas a extrañar las enchiladas!!!!!

Constanza dijo...

lalala... no leo nada... no oigo naaa... lalala

Pacheca dijo...

Te queeyyyyooooooo Sireno te vamos a extrañas... claro las enchiladas y yo... jajajajajajaja.. TU DISFRUTA HOMBRE, ademàs cuando menos te des cuenta ya vas a estar de regreso, con muchas cosas de màs... conocimiento, amigos, experiencias, etc. etc.

top